Un iPhone en mano con el nuevo diseño de la pantalla de bloqueo